sábado, 26 de febrero de 2011

Aceite de argán: Propiedades y recetas de cosmetología


Este aceite proviene de la Argania spínosa, árbol que se encuentra en el sudoeste de Marruecos y en Argelia.

Propiedades de aceite de argán
Desde hace siglos ya lo conocían los bereberes por sus propiedades cosméticas, farmacéuticas y alimentarias. Las mujeres del sur de Marruecos lo han utilizado tradicionalmente para sus cuidados corporales y capilares, es por ello que lo denominan "el oro líquido del desierto".

El mejor aceite para uso cosmético es el que se obtiene por presión en frío de las semillas de sus frutos, labor que hacen de forma artesanal cooperativas de mujeres.

Para uso culinario se tuestan previamente las semillas con el fin de obtener un aceite de sabor agradable muy apreciado. Su color es claro y ambarino, y rico en ácidos grasos insaturados, oleico, linoléico, alfa-linolénico, y saturados, palmítico y esteárico. Además, contiene más de un 80% de tocoferoles, (vitamina E) lo que le confiere un alto poder antioxidante

Sus otras propiedades a destacar son:
  • Es utilizado como aceite hidratante, ya que restaura la barrera cutánea y nutre las pieles secas. Evita la sequedad corporal y su aplicación, mediante un masaje, restablece la elasticidad y flexibilidad de la piel.
  • Posee acción antienvejecimiento al neutralizar los radicales libres.
  • Protege de los efectos de la intemperie y del fotoenvejecimiento, y regenera la piel agredida.
  • Se aplica en el cabello seco para recuperar su brillo y aspecto sedoso. También en las uñas secas y quebradizas mezclándolo con limón.
  • A pesar de ser un aceite, no es comedogénico y mejora las pieles con tendencia acnéica porque regula la secreción sebácea.
  • Es de fácil absorción y no mancha.
  • Es un ingrediente principal en determinadas gamas de productos cosméticos regeneradores y antienvejecimiento.

Receta de cosmetología natural con aceite de argán para fortalecer las uñas
1 cucharada de aceite de argán
1 limón (su zumo)

Mezclar el aceite con el zumo de limón en un recipiente. Colocar las manos de forma tal que las uñas queden en remojo. Dejar así durante 15 minutos. Realizar este proceso dos veces por semana durante tres meses.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...