sábado, 17 de abril de 2010

Cómo hacer un pedicure casero?


Para realizar una buena pedicura casera, se requiere tomar en cuenta varios cuidados básicos como los siguientes:


1. El primer paso es utilizar una lima o una piedra pómez sobre la piel seca para suavizar las durezas. Uno de los errores que se comete con más frecuencia es hacerlo en húmedo, pero en este caso la piel, al estar más sensible, puede dañarse aún más. Insiste en las zonas ásperas para eliminar los restos de piel muerta.


2. A continuación, realiza un peeling con un exfoliante específico. Si no tienes, puedes utilizar el corporal o, incluso, elaborar uno casero. Mezcla en un recipiente una cucharada pequeña de miel, medio aguacate, una cucharada de arroz molido, unas gotas de aceite de oliva y una clara de huevo. Remueve hasta obtener una pasta homogénea y frota suavemente el producto por las zonas más castigadas.

3. Sumerge los pies en un barreño con agua tibia (más bien fría) con sal marina y, si lo deseas, aceites esenciales con la fragancia que más te guste. Mueve de vez en cuando los pies y sácalos a los 10 minutos.


4. Corta las uñas rectas, evitando redondearlas, porque pueden doblarse, clavarse y acabar encarnándose. Solo deberás darles un poco de forma en los extremos, dejando la parte superior cuadrada para proteger mejor el dedo.


5. Si quieres pintarte las uñas, hazlo antes de aplicar la crema, porque la grasa del cosmético impedirá que se fije el esmalte.


6. Cuando la pintura esté seca, aplica una crema hidratante, preferiblemente a base de manteca de karité o aguacate, que nutren e hidratan las pieles más secas.


Si existen asperezas: Mezclar zumo de limón con dos cucharadas de nata y aplícalo sobre las zonas más ásperas. Dejar que actúe durante 10 minutos y retira con abundante agua. Para que el remedio funcione, úsalo a diario.


Si existen durezas: Partir una cebolla por la mitad, dejando un hueco en eí centro que deberás llenar con sal, Dejar que repose 6 horas aproximadamente sobre un recipiente para que supure. Después, con la ayuda de un pincel, aplica el líquido que suelte la cebolla. No lo uses si tienes aiguna herida en los pies.


Si sientes cansancio en los pies En un barreño con agua tibia casi fría, añadir sal gorda y tres cucharadas de canela molida. Introducir los píes y remueve con ellos el agua durante 10 minutos. La piel quedará suave y tus pies, descargados y relajados.

1 comentarios:

María José Jiménez Hernández dijo...

Que bueno que ya se acerca el calor, para así poder lucir nuestros pies. Una buena idea para tenerlos en buen estado es un pedicure casero . Es fácil y sencillo de realizar, además de que estás en la comodidad de tu hogar.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...