viernes, 2 de abril de 2010

Cómo identificar tu tipo de cutis

Piel grasa
Es una piel brillante, fuerte, gruesa, con impurezas y poros dilatados y obstruidos. Tienen tendencia al acné y no sólo durante la adolescencia sino también en la madurez. Empeora con el calor, la polución, la calefacción y el aire acondicionado.

Las lociones con mucho alcohol y tomar el sol en exceso porque se pueden producir un efecto rebote. Tocarse la piel con las manos o que el pelo la roce, se engrasa aún más. No se debe utilizar productos demasiado agresivos para evitar rebrotes.

Es resistente a las arrugas y a las agresiones externas; tarda en envejecer y mejora con la edad, porque se hace más seca.

Es imprescindible limpiarla mañana y noche. Utiliza desmaquillantes al agua y cremas hidratantes sin grasa y a partir de los 30, contornos de ojos. Exfoliarla una vez a la semana y cada tres días aplicar una mascarilla purificante. Para prevenir la flaccidez enjuagar con agua fría y utilizar serums reafirmantes.

Piel seca
Finas, delicadas, tirantes y de poros invisibles. Son las más bonitas y frágiles, necesitan muchos cuidados para evitar arrugas. Insuficientemente protegida por el sebo natural, envejecen rápidamente. Tienen tendencia a las patas de gallo y a las arrugas en torno a la boca.


Es una piel bonita -casi de porcelana- y muy agradecida, se «bebe» las cremas. Tienen menos tendencia a la flaccidez que la grasa.

Limpiar mañana y noche con cremas ricas en grasa, nunca con jabón. Después aplicar tónicos sin alcohol o agua de rosas. Si se enjuagan con agua, esta debe ser templada (la caliente y la fría la resecan). Hidratar y proteger por el día, y nutrir por la noche. Una vez a la semana aplicar una mascarilla hidratante o nutritiva. Exfoliar una vez al mes.

Piel Mixta
Grasa en la barbilla, nariz y frente (zona T) y seca en el resto. Es un tipo de piel muy frecuente y difícil de tratar ya que su equilibrio es muy inestable y hay que combinar los cuidados de una piel grasa y una seca. Suelen ser pieles grasas que se han ido secando.

Los tónicos, cremas y mascarillas específicas para pieles grasas ya que resecarían aún más las zonas secas, reducir el consumo de alimentos muy grasos y no abusar del sol.

Es una piel bastante elástica que, aunque da mucho trabajo, si se cuida adecuadamente se consigue requilibrar y mantener bella.

Hay que tratarla con productos específicos que mantengan su equilibrio. Limpiarla con geles y espumas suaves, frotando con una brocha la zona T. Cremas hidratantes libres de grasa, aplicando mayor cantidad en la zona seca y haciéndola penetrar con masaje. Un contorno de ojos mañana y noche.

Piel sensible
Fina, casi transparente, enrojece y se írrita con facilidad, tiene tendencia a las alergias. Es una pie) bella pero vulnerable. La hipersensibilidad suele ser genética pero se agrava por las agresiones. Puede ser seca, grasa o mixta

Cualquier producto que no sea específico para pieles sensibles, el sol, e! viento, los cambios de temperatura, los ambientes secos, los cosméticos con alcohol, las cremas que activan la circulación, los exfoliantes, los jabones alcalinos, el agua dura y el sol..

Su apariencia, cuando no está irritada, es muy bella, sobre todo la que es seca. No tiene tendencia a la flacidez.

Hay que tratarla con productos específicos, suaves e hipoalergénicos. Limpiarla suavemente, sin frotar con tónicos de efectos calmantes. Mantener un equilibrio entre la hídratación y la nutrición. Una vez a la semana aplicar una mascarilla antiinflamatoria. También resultan benéficos los spray de agua termal.El agua calcárea, jabones, geles, desmaquilladores al agua y tónico con alcohol, los ambientes muy secos (calefacciones y aires acondicionados).
 
En verano deben evitar el sol, usar protectores solares muy altos (del 15 en adelante) y aplicar cremas hidratantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...