viernes, 11 de junio de 2010

Recetas de cremas suavizante e hidratantes para el cuerpo


El lavado frecuente de las manos las reseca y agrieta, sobre todo si no se secan bien, pero también daña la capa acida protectora de la piel. Después de cada lavado aplique una loción de frutas que restaurará el equilibrio ácido de la piel y le proporcionará unas manos claras y bien cuidadas.

Mezcle 3 cucharadas de agua de rosas, 3 cucharadas de glicerina, 3 cucharadas de alcohol, 1 cucharada de zumo de limón. 1 cucharada de zumo de naranja y 1 cucharada de vinagre de sidra.


Cremas suavizantes
Un remedio que puede realizar con ingredientes que siempre están presentes en la cocina es una pasta suavizante de patata y miel. Aplaste una patata cocida y mézclela con 2 cucharadas de leche y 2 cucharadas de miel. Aplique la pasta sobre las manos mediante un ligero masaje y aclare con agua tibia pasada media hora.

Una mascarilla intensiva que puede usar varias veces por semana consiste en aplastar la pulpa de un aguacate y mezclaría con la
yema de un huevo y un poco de zumo de limón. También puede usar esta mascarilla para los brazos.

Si quiere prolongar el efecto suavizante, opte por una crema que no haga falta aclarar.


Crema suavizante de aceite de almendras
2 cucharadas de aceite de almendras.
2 cucharadas de manteca de cacao.
2 cucharadas de cera de abeja rallada.

Funda al baño María la cera y la manteca de cacao. Agregue el aceite y remueva hasta lograr la consistencia de una crema.


Cremas hidratantes
Cuando las manos aparecen resecas es necesario aplicar una crema hidratante. Las pieles sensibles encontrarán alivio con una crema de harina de maíz: caliente al baño María 2 cucharadas de glicerina y añada poco a poco 2 cucharadas de harina de maíz hasta formar una pasta uniforme. Agregue, gota a gota, 1/4 de litro de agua de rosas hasta conseguir una consistencia firme y cremosa.


Crema hidrante de rosas
4 cucharadas de agua de rosas.
4 cucharadas de aceite de almendras.
1 cucharadita de cera de abeja rallada.
1/2 cucharadita de miel.

Esta receta sirve para todo tipo de pieles. Caliente al baño María la cera, el aceite y la miel hasta que esté bien derretido. Retire del fuego, vierta el agua de rosas y siga removiendo hasta que la crema se enfríe un poco.


Cremas y aceites nutritivos
Una fórmula muy sencilla y efectiva es mezclar 2 cucharadas de avena triturada con 1 cucharada de miel y 1 yema de huevo batida.


Aceite de noche supernutritivo
1 cucharadita de miel ligera.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1 cucharada de aceite de sésamo.
1 cucharada de aceite de almendras.
1/2 cucharada de glicerina.

Caliente la miel al baño María y añada los aceites y la glicerina. Remueva varios minutos hasta que se mezcle bien. Aplíquelo antes de acostarse en las manos deshidratadas, y cúbralas con unos viejos guantes de algodón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...