viernes, 11 de junio de 2010

Cremas naturales después de exponerse al Sol


Aunque no se hayan producido quemaduras  o sólo un ligero enrojecimiento, lo más recomendable es hidratar la piel después de tomar un baño de sol.

Puede utilizar su loción o crema habitual o un preparado especial que hidrata y nutre, evita la descamación, prolonga el bronceado y también sirve para tratar ligeras quemaduras del sol.

Crema suavizante para después del Sol
1 cucharada y media de manteca de cacao.
2 cucharadas de aceite de almendra.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 cucharadita de aceite de germen de trigo.
10 gotas de aceite de lavanda.

Dado su alto poder hidratante, esta crema también puede usarse como suavizante intensivo en zonas de piel reseca.

Funda la manteca de cacao a fuego lento. Añada los aceites de almendra, oliva y germen de trigo y remueva enérgicamente hasta que se mezclen bien. Deje enfriar y perfume con la lavanda. Vierta la mezcla en un tarro que cierre herméticamente.

Mezcle el aceite de oliva y la glicerina Cuando la mezcla esté homogénea, añada el aceite de eucalipto. Aplique directamente sobre la piel quemada por el sol.


Contra quemaduras solares
Si son muy graves acuda a un médico. Si no, le producirán alivio instantáneo remedios tan sencillos y asequibles como una mezcla de vinagre y aceite a partes iguales o harina de trigo espolvoreada en las zonas afectadas.

Son muy refrescantes la pulpa de pepino triturada, la patata cruda rallada o el jugo de patata, una clara de huevo batida mezclada con una cucharada pequeña de miel y media cucharada de hamammelis (que tiene un fuerte efecto hidratante) o una infusión de ortiga o salvia.

Si le duele la cabeza por haber estado demasiado tiempo al sol, apliqúese una compresa empapada en vinagre hasta que se le pase.

Un remedio sumamente refrescante es aplicar una generosa ración de pulpa triturada de fresas en las zonas quemadas y retirar, después de media hora, con una solución calmante de agua tibia y unas gotas de tintura de benjuí. Seqúese dando ligeros golpecitos, pero no frote la piel porque la irritaría más.

También puede tener preparados algunos de los siguientes remedios:

Loción de eucalipto
1 cucharada de aceite de oliva.
1 cucharada de glicerina.
2 gotas de aceite de eucalipto.

Mezcle el aceite de oliva y la glicerina Cuando la mezcla esté homogénea, añada el aceite de eucalipto. Aplique directamente sobre la piel quemada por el sol.


Loción de calamina
12,5 cucharadas de agua
10 cucharaditas de calamina
2,5 cucharaditas de glicerina.

Haga una mezcla con todos los ingredientes. Agite antes de cada aplicación.


Loción para blanquear la piel
Para eliminar las marcas del bronceado, recurra a una loción de agua de flor de saúco, a la que habrá añadido 3 cucharadas de acei¬te de almendra

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...