viernes, 6 de mayo de 2011

El hinojo en la cosmetología natural

Es una planta perenne, que llega a alcanzar una altura de dos metros; presenta los tallos con abundantes ramas, las hojas envainadas y lacinias capilares. Sus flores son de color amarillo, de pétalos redondeados, dispuestos en umbela en las extremidades de los tallos y las ramas. 

Los frutos se presentan en forma de cápsulas pequeñas que contienen semillas de forma oval.


Esta planta crece silvestre en terrenos no cultivados, y florece en los meses de junio a agosto. Todas las partes de la planta se utilizan, inclusive las raíces, aunque las semillas son las que más se emplean. Estas se recogen cuando están completamente maduras. 

Las mismas contienen una sustancia, la fencona, que aumenta las funciones secretoras de los órganos. Sólo si se ingieren dosis muy elevadas, podrían presentarse inconvenientes como calambres o alucinaciones. Las flores tienen un olor muy agradable, y se han empleado por sus propiedades expectorantes.

La raíz se considera un diurético muy eficaz, así como un producto excelente contra la nefritis y retenciones de la orina. La planta fresca es más útil, aunque se puede recoger y secar para su posterior utilización. 

La recolección se hace lo mismo en la primavera que en el otoño, y es recomendable fragmentarla antes de ponerla a secar. Los frutos se recolectan en los meses de otoño, se ponen a secar varios días y después se les quitan las semillas, que se guardan en envases bien cerrados para su conservación.
Propiedades cosméticas: Con las semillas se preparan infusiones para aumentar la leche durante la lactancia, cocimientos para reducir el mal aliento e infusiones para reducir la celulitis.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...