domingo, 5 de mayo de 2013

Mascarillas limpiadoras para diferentes tipos de piel

Nuestra piel está expuesta a un sinnúmero de elementos externos contaminantes como el polvo, el hollín, etc. que quedan en nuestro cutis sin contar con el uso de cosméticos; todo lo cual, al final del día, es necesario eliminar.

En este sentido, usamos diferentes productos de limpieza (jabón, cremas comerciales, etc.) que podrían maltratar la piel.

Para evitar esta situación, podemos elaborar en casa una serie de mascarillas limpiadoras  que tienen como fin no solamente eliminar las impurezas sino también dar a la piel cierta protección y vitalidad. 

Para preparar estas fórmulas se utilizarán recipientes no metálicos (cristal, loza, porcelana o plástico) y para remover se usarán utensilios de madera, plástico y, en algunos casos, brochas o pinceles. 

Hay que evitar las cucharas de metal, excepto las de acero inoxidable, ya que, por ejemplo el zinc y el aluminio, en contacto con los zumos u otras sustancias, pueden contaminar las mezclas y producir alergias. 

Estas cremas limpiadoras deben aplicarse extendiéndolas en sentido ascendente (partiendo del cuello, hacia el nacimiento del pelo) y con suaves movimientos circulares, para emulsionar la suciedad, maquillaje y la limpiadora y que se arrastren todas las impurezas. Después, se aclaran con unas esponjitas o algodones empapados en agua tibia y escurridos. Si se tiene la piel muy sensible se pueden utilizar también gasas.

Mascarillas limpiadoras:

Mascarilla limpiadora para piel mixta Se coloca en un recipiente pequeño un poco de miel líquida y, aparte, un vaso de agua caliente. Se mojan los dedos en la miel y se extiende por la cara y cuello con suaves movimientos circulares. Seguidamente, se mojan los dedos en el agua caliente y se repite la misma operación. Se deja actuar 10 minutos, se limpia la cara con el resto del agua caliente y se da un último repaso con agua fría.

Mascarilla limpiadora para piel seca . Aplicar sobre el rostro con un algodón que contenga aceite de almendras dulces. Éste es un desmaquillador natural que además fortalece la piel.

Mascarilla limpiadora para piel grasa En un plato hondo se mezclan una cucharada de harina de avena y dos cucharadas de agua caliente. Se revuelve bien hasta conseguir una pasta homogénea que se aplicará sobre la piel de la cara y del cuello, formando círculos. Una vez extendida, se deja actuar durante 10 minutos y, finalmente, se elimina con agua tibia.

Mascarilla limpiadora para piel normal. Mezclar una cucharada de zumo de limón, una cucharada de aceite de almendras dulces, otra de agua de rosas y otra de alcohol de 60°. Una vez batida la mezcla, se envasa evitando el calor. Cuando se vaya a usar se agitará bien. Esta fórmula se conserva bien durante mucho tiempo. El limón es astringente, purifica, blanquea, tonifica y desinfecta la piel. El aceite de almendras limpia, suaviza y nutre. El agua de rosas hidrata, regula la grasa de la piel ya que es ligeramente astringente y combate las arrugas. El alcohol es antiséptico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...