sábado, 4 de julio de 2015

Cómo tener unos pies sanos y hermosos

Cómo tener unos pies sanos y hermosos
Algunas personas consideran que cuidarse los pies se hace nada más para embellecerlos; sin embargo, prestarle la debida atención a esta parte del cuerpo va más allá de la belleza, se trata de mantener su salud. Para tener unos pies bonitos y saludables durante todo el año, es necesario seguir una serie de sencillas recomendaciones.


Atención al calzado
 
Uno de los cuidados más importantes e, irónicamente, al que se le presta menos atención, es conocer qué tipo de zapato es el mejor para cada quien. 

De acuerdo a estudios recientes, se ha demostrado que, en promedio, las mujeres poseen entre 20 y 30 pares de zapatos diferentes en su clóset; pero, al momento de la compra, casi nunca suele respetarse la fisionomía del pie. Por ende, al caminar, molestan, rompen los talones, provocan dolores e, incluso, pueden llegar a deformar el área.
 
Higiene constante
 
Es otro factor crucial para mantener la belleza y salud de los pies. Los pasos para lograr una limpieza correcta son lavar la zona con jabón neutro, recordando siempre pasarlo entre todos los dedos y en la planta. 

Posteriormente, se utiliza la piedra pómez donde haya durezas, y se vuelve a enjuagar toda el área para retirar la piel muerta. Al salir de la ducha, es crucial secarse muy bien la zona, pasando la toalla entre todos los dedos por lo menos un par de veces; de esta manera, se puede evitar la proliferación de hongos que afecten la salud del área.
 
Uñas impecables
 
La mejor manera de mantener cuidadas las uñas es cortándolas en forma recta; así se evitará que se encarnen, uno de los problemas más habituales de esta zona, sobre todo para aquellas personas que hacen mucha actividad física, o para quienes tienen la costumbre de utilizar zapatos muy ajustados.

¡Mímalos!
 
Consiéntete al menos una vez a la semana, esta es una excelente manera de relajarte y reponer la energía perdida. Puedes hacerte un masaje corto con un poco de crema para hidratar la zona, mientras ves televisión en la noche. Otra alternativa es dejarlos sumergidos en un recipiente con agua y alguna sal esencial; déjalos repasar durante unos 20 minutos, y después sécalos muy bien con una toalla.

Tips adicionales
 
■ Evitar el sobrepeso. Cargar con mucho peso causa sufrimiento a los pies y los tobillos, ya que tienen que trabajar el doble.
 
■ Zapatos adecuados. Existen tres tipos de pies: el egipcio, el cuadrado y el griego, y debes conocer cuál es el tuyo, para así poder conseguir un calzado apropiado.
 
■ Atención a los materiales. Los zapatos más recomendados son los de piel o de materiales flexibles; si al intentar doblarlos ponen resistencia, es mejor no adquirirlos.
 
■ Uso de medias. Hoy en día existen calcetines para todo tipo de zapatos, y se deben utilizar siempre para evitar rozaduras, transpiración y mal olor.
 
■ Protección permanente. Es necesario lavar bien los pies al salir de la piscina, playa o vestuarios. Igualmente, no se recomienda andar descalzo en ningún lugar.

Vía:  http://www.consejos-de-belleza.com



 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...