domingo, 21 de noviembre de 2010

Cómo usar la aromaterapia en la vida diaria?


Aunque la aromaterapia implica cualquier perfume que desencadene sensaciones agradables, generalmente se empieza eligiendo un aceite esencial que estimule una respuesta positiva.

Para sacarle el máximo provecho a los aceites esenciales, estudia su oferta; te sentirás atraída instintivamente hacia los que prefieras.


Para empezar, elige un aceite esencial que sea calmante, como por ejemplo, los aceites de lavanda, manzanilla, toronjil o pachulí; y otro que sea estimulante, como el de menta o pomelo.

Puedes utilizarlos de varias formas:
• Mezcla varias gotas de aceite esencial en 30 mi de aceite vegetal biológico y date un masaje en los pies, el cuero cabelludo o cualquier otra zona que necesite cuidado y atención.

• Vaporiza el aire de tu alrededor. Puedes hacerlo mezclando varias gotas de aceite esencial con agua purificada en un atomizador, o bien utilizando agua de flores. El agua de flores, que generalmente se vende en nebulizadores, es el producto derivado del método de destilación al vapor que da lugar a los aceites esenciales.

• Pon unas gotas de aceite esencial en la lavadora junto con el detergente antes de comenzar el programa de lavado. Unas gotas no manchan, y después del enjuague sólo quedará un ligero indicio del maravilloso perfume.

• Utiliza un vaporizador o difusor para esparcir las esencias en el ambiente. Por la noche, vaporiza eucalipto y enebro en el dormitorio si tienes la nariz tapada; por la tarde, usa lavanda para calmar los nervios; y por la mañana, utiliza esencias de cítricos para ponerte en movimiento.

• Coloca en tu coche un pequeño difusor de arcilla con aceites esenciales. Esto puede producir un intenso efecto positivo y tranquilizante, especialmente cuando hay atascos de tráfico. Para que dispongas de una lista de los aceites esenciales calmantes, lee «La elección de los aceites esenciales» en la página siguiente.

• Pon una gota de aceite esencial sobre una bombilla apagada. Al encender la luz, la bombilla calienta la fragancia y la dispersa por la habitación. También puedes comprar un difusor de cerámica que se ajuste sobre la bombilla. A mí me gusta hacer esto particularmente cuando me alojo en un hotel.

• Añade aceites esenciales a tus productos habituales para el cuidado de la piel y del cabello, para realzar y acentuar así sus beneficios y sus características. O compra productos biológicos para el cuidado personal que ya contengan aceites esenciales puros.

• Báñate con aceites esenciales. En primer lugar, pon varias gotas del aceite esencial que desees en un aceite de base. Esto diluirá el aceite esencial e impedirá que se te meta en los ojos mientras te bañas (lo que puede ser perjudicial). Después, llena la bañera y añade la mezcla de aceites preparada. No viertas los aceites mientras se llena la bañera, porque esto puede hacer que las moléculas del aceite se disipen demasiado rápido.

• Prepara sales perfumadas poniendo una cucharada de sal gema y diez gotas de aceite esencial de orégano, menta o romero (o una mezcla de todos ellos) en un recipiente pequeño con tapa hermética. Destápalo e inhala como desees. Despejará tu mente y te estimulará de forma instantánea.

• Las velas perfumadas son estupendas para meditar, relajarte y para las ocasiones especiales. Asegúrate de que la vela esté hecha de aceites esenciales puros, cera de abejas natural y una mecha natural sin plomo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...